Páginas

Bisaurín por detrás

19-20 Febrero 2011

Este finde era de los que se planifican durante semanas. Mini curso de iniciación a la montaña invernal con casi 30 personas con ganas de aprender y hacer actividad. Mucha planificación pero al final la meteo y la nieve fueron las que tuvieron voz y voto.

El viernes noche, entre la luz de la luna y los frontales tuvimos entretenimiento para rato.



El sábado tocaba ascensión al Bisaurín. La idea era hacer tres grupos de 10 personas y repartirnos entre la normal de la cara Sur y la normal de la cara N-NE. Pero el día anterior se cayó una placa en las rampas de arriba de la cara N y reorganizamos grupos.

Todos por el Sur y Hugo, Pat y yo nos vamos por el Norte para ver cómo está la cosa para el domingo.

El día pinta feo. Salimos lloviznando confiando en las previsiones que dicen que luego despeja.



Antes del refugio de los Forestales ya nos hemos puesto los esquís, pero la cagamos ligeramente y rascamos pieles por piedras, césped y cacas de vaca.



Llegando a la Plana Mistresa parece que el tiempo mejora y la nieve ya es continua.



La ladera SW de la Cúpula de Secús está infectada de placas.



Ganando metros en dirección Oeste.



Pat cogiendo ritmo.



Y por delante Hugo, con el ritmo bien cogido, sin raquetas y abriendo huella.



Ambiente fantasmagórico con el sol queriendo asomar.



Seguimos por el fondo del valle, más solos que Hans Solo después de discutir con Chewbacca.



Cuando giramos hacia el Sur y comienzan las rampas más fuertes, nos topamos con la placa de ayer. 15 cm que se han roto por la parte de más pendiente de toda la ascensión.



Arriba del corte, una zona de placa que aun no ha caído y que nos hace pasar con el culo prieto.

Después, la última rampa antes del collado. Con nieve cambiante (zonas de nieve dura y zonas con pequeñas placas) y una visibilidad minimalista.



Al pie de las cornisas, nos quitamos esquís y colocamos crampones y piolet.



Un pequeño paso para Pat, pero un gran paso para la excursión: pasamos de la cara N a la Sur.



Y resulta que estamos aún peor.



Mala visibilidad, ventisca, cornisas que sólo intuimos y los gritos de Hugo que ya está en la cumbre con el resto del grupo.



El grupo se ha portado y prácticamente han llegado todos arriba.



Quitamos pieles y nos preparamos para la peor bajada de la temporada y una de las peores del lustro.

En la parte de arriba tiramos una larga diagonal y cuatro giros mal dados para encarar la amplia pala Sur. Y la encaramos con ganas pero es una costra infumable que nos carcome poquito a poco. La niebla nos oculta relieves y muchas veces no sabemos si estamos bajando o subiendo. Ya en la parte final, pasando el collado de Foratón, nieve primavera algo más trabajable. Quitada de esquís sobre los 1.700 m y luego agradable paseo hasta el refu.

Por la tarde charlas varias bajo la lluvia...



...colgamiento de ropas al estilo murciélago...



...y buen ambiente en el refu.

Al día siguiente amaneció ventoso (que no con ventosidades) y nos fuimos con todo el grupo al refugio de los Forestales y a la Plana Mistresa para estirar las piernas antes del viaje de vuelta.

El Bisaurín fumeando nieve de buena mañana.



La cámara se costipó con el frío ventarrón del domingo y no quiso hacer apenas fotos.

Bailando con focas en Javalambre

Aprovechando las últimas nevadas y las pocas ganas de hacer kilómetros, nos vamos de finde a Javalambre. La cosa no está para echar “cuhetes” interestelares pero lo pasamos bien y Yolanda probó el noble arte de la foqueación.



El sábado inmadrugamos bastante y aparcamos a las 14:00 en el parking Sabina a 1850 m. Improvisando que te improvisa, acabamos dándole la vuelta a toda la estación. Que ya es algo (y más desde la nueva ampliación).



El paquete completo incluía: clases aceleradas de vueltas María, colocación y descolocación de pieles, colocación y descolocación de alzas, giros con cuña en pista azul y avistamiento masivo de surferos con ropas que parecen cortinas de baño.

Ganando metros junto a la valla de la pista Ventisquero.



Sin quitar focas, en el enlace entre el sector viejo y el nuevo.



Últimas rampas antes de la Chaparrosa.



Al llegar arriba, nos quitamos pieles y bajamos por la azul larga. Mucha gente, algo de hielo y poco disfrute.

En la cota 1650 de nuevo colocamos pieles y vamos hacia el coche. Son más de las cinco y ya estamos solos. Foqueamos la empinada pista de “El Muro” y a la altura del telesilla de Lapiaz nos desviamos por la pista forestal que nos lleva al parking.

El atardecer tiene pinta de épico.



Foqueando entre pinos centenarios.



Empieza el espectáculo.



Minutos mágicos a las 18:17



Quantum of solace.



Al día siguiente nos juntamos con varios amigos y haremos dos “yo-yos” al telesilla Camarena. Uno antes de comer y otro después. 700 metros de desnivel y dos buenas bajadas por pista. En los fuera pista se pincha hueso enseguida.

Subiendo por el GR.



Unos con focas y otros porteando.



En fila india junto a la peña del Portillo.



Blanca y el pino Blanco.



Últimos porteos.



Pat posando antes de ir hacia el pico Javalambre (2.020 m).



El grupo se separa, Gabi y Kirri abriendo huella en dirección al pico.



Por la tarde, el segundo “yo-yo”. Con menos asistentes y justo antes de que empezara a nevar.

Val di Cogne - Mistiria (II, 4+/5, 150m)

26 Enero 2011

Después de las masificaciones de ayer, y pese a que José Luis va con los pies tocados, hoy nos vamos al fondo del valle de Valnontey. Con la guía en la mano hay varias opciones interesantes: Monday money, Flash Estivo, Mistiria, Il Fallo di Plutone...

De buena mañana, nuestro hombre del termo nos provee adecuadamente.



Hoy la aproximación va a ser larga (2h 30min). Dejaremos a nuestra izquierda la Cascada di Patri



a nuestra derecha la espectacular “Di Fronte al Tradimento” con su columna central de grado 6



y la gran clásica de dificultad del valle: la "Repetance" (II, 6, 220m).



Nosotros seguimos caminando por una huella cada vez más famélica que nos deja al pie de la cascada de hoy: Mistiria (II, 4+/5, 150m).



Decidimos hacer el primer muro (el más difícil) del tirón, apurando los 60 metros de cuerda.





Hugo llega arriba y no ve ninguna reunión así que toca montar un abalakov, un tornillo y clavar los dos piolets a tope.

Por detrás José Luis y yo nos peleamos con los tramos verticales de la cascada. Así lo veo yo a él:



Y así me ve él a mí:



Se nota que estamos al fondo del valle. No hay cordadas esperando y la cascada no está para nada tallada. Llegamos a la travesía de antes de la R1 bastante fundiditos con la esperanza de haber pasado los tramos duros.



Al llegar a la reunión, la refuerzo con dos tornillos más



y le decimos a Hugo que siga él de primero, que ya si eso hacemos nosotros el tercer largo...



Un muro de grado 4 más fácil que el anterior pero que también exige trabajo.



Espadas y medusas a la izquierda...



...y espadas y medusas a la derecha



La segunda parte del segundo largo.



Desde la segunda reunión (2 clavos+spit) hago una travesía hacia la izquierda y salimos por un corto resalte de hielo.



Queremos sol!!!



Una vez arriba monto reunión en un bloque y recupero a los demás. Hay unas huellas que van hacia arriba pero no vemos claro si hay una línea de rápeles o un descenso andando, así que nos volvemos por donde hemos venido.



El tercer largo lo destrepamos por un corredor de nieve que va paralelo al que hemos subido y montamos el primer rápel en la R2.





Un segundo rápel matojero montado en un árbol nos deja en el suelo.



Contentos con la actividad de hoy nos volvemos tranquilamente al pueblo a echar las últimas cervezas del viaje.



Al día siguiente toca pelearse con los petates y los equipajes de mano para conseguir que todos los pesos y volúmenes le cuadren al señor Ryanair.