Páginas

Foratata: vía "Valle de Tena" (250m, 6a+ ó V/A0)

La vía "Valle de Tena" en la Foratata es una de las escaladas más repetidas de toda la cara Sur del Pirineo. Desde que se equipó en el 2010, es raro el día en el que no hay varias cordadas en ella.

Después de la escalada de ayer, que nos dejó un poco indiferentes, nos vamos a por un valor seguro.



10 Agosto 2015

Aparcamos en la parte alta de la urbanización de Formigal y tomamos una pista forestal que posteriormente se convierte en sendero.

Hemos comenzado a andar poco después de las 8:00 y no hay rastro de otras cordadas que lleven la misma intención que nosotros.

Aproximación evidente. Unos 50 minutos hasta el pie de vía marcado con las iniciales V.T.



L1 (30m, V): en general, escalada en placa. Se puede colocar un puente de roca para acercar algún aleje.



La vía está totalmente equipada, pero se puede llevar algún cintajo y unos pocos friends si no vamos con el grado asentado. Reuniones equipadas a triangular.



Robert antes de llegar a unos pasitos finos de placa.



L2 (25m, V+)



El L3 (30m, V+) se inicia con una pequeña travesía a derechas para encarar un muro espectacular de tubos de órgano. Hay que hilar fino para encadenar en este tipo de escalada tan propia de los Picos de Europa.



El final del largo, visto desde la R3.



L4 (25m, V+), con ligera tendencia a izquierdas (placas) para encarar el muro de los "filetes". Tiene pinta de mala roca, pero no se nos movió nada.



Se podría haber empalmado algún largo, pero no hemos pillado suficientes expreses y además tampoco hay prisa. Justo ahora entra una cordada al L1, tenemos hueco de sobra.

El L5 (35m, V) recorre unos marcados diedros, mantenidos y verticales. La escalada está siendo de lo más variada y aun nos queda la traca final.

Robert llegando a la R5.



L6 (35m, V): sistema de fisuras (donde podremos colocar algún seguro extra en caso de ser necesario) que nos lleva a la brecha que hay al pie del largo duro.



Robert en la R6.



L7 (35m, 6a+ ó V+/A0): el largo clave de la vía tiene una pinta bastante terrorífica. Voy con idea de encadenar.

Un primer desplomillo con un bloque empotrado ya te pone en aviso. Luego viene ese interminable off-width donde sabes que hay que ir por fuera, pero incomprensiblemente cada vez te encajas más.

Hasta que notas que te has quedado empotrado con el casco y que la mochila da bastante por culete. Total, que me cuelgo la mochila del anillo del arnés y decido continuar con el noble arte del artificial.



Ya desde la reunión, Robert "offwideando" a plena satisfacción.



Y otra vista del final del L7, ya fuera del tramo difícil y escalando en diedro.



Menos mal que no hemos pillado tráfico, porque aquí se tienen que formar unos buenos atascos.

L8 (25m, V-): travesía a izquierdas, por encima de un desplomillo. Ambiente.



Luego continuamos recto por una zona de grandes bloques...



...hasta llegar a la sorpresa del largo: una chimenea con pinta de "off-width" (otro??) pero que se escala mucho mejor que la del L7. Incluso sin quitar mochila ni nada.



L9 (25m, IV): largo de trámite para terminar la vía.



Preciosas vistas mientras plegamos las cuerdas. El embalse de Lanuza, Sallent de Gállego, el Pacino, Telera y Tendeñera al fondo...



Desde el final de la vía, seguir hitos con tendencia a izquierdas, hasta alcanzar un collado...



...donde empieza la Vira Fermín.



Y después nos desviamos a la izquierda y unos destrepes (rápel opcional)...



...nos depositan en un lomo herboso, hermoso y florido desde donde enlazar con el camino de subida.



Preciosa y variada escalada, mantenida en el V/V+, que se ha convertido en una "clásica" del valle. Imprescindible para los amantes del "love climbing".

Croquis:

- De los aperturistas (Sendero Límite)
- Del blog "Al loro que me desadherencio"

Balneario de Panticosa: "Nano"+"Rebollón"+"Mogli" (400m, max 5c)

Continuamos con las piadas de agosto (del 2015!!). Robert & familia están por el valle de Tena y tenemos permiso para hacer alguna escalada de "plaisir".

La zona del Balneario de Panticosa se ha convertido estos últimos años en un paraíso de la escalada de varios largos equipada y van saliendo vías en cada rincón.

9 Agosto 2015

Empezaremos con la conocida combinación de la "Vía del Nano"-"Espolón Rebollón" y "Arista Mogli".



Pego a continuación los excelentes croquis (como siempre) de Xabier Larretxea, extraidos de aquí y de aquí.









Desayunamos con calma en el parking del Balneario, le dejamos a Robert un arnés viejo que usamos para barrancos, el casco "junior" y nos vamos hacia el inicio de la vía del Nano.

Y claro, a las horas que son, en el mes de agosto y con buena meteo, hay atascazo en el pie de vía. Unas 3 cordadas entrando en paralelo por varias vías y alguna más esperando.

En algunos croquis hemos leído que se puede subir caminando a la R1, rodeando el primer largo por la izquierda. Y allá que vamos.

En un par de minutos estamos al pie del segundo largo, desplegando cuerdas y colocándonos los pies de gato, mientras miramos de reojo a los que vienen por detrás.

L2: pequeña panza sobre buena roca y buenos cantos, para salir a una placa tumbada.



Vistazo al L2 desde la reunión. Hordas de cordadas asoman la cabecita por el L1.



El L3 es otra placa tumbada, como aquellas que escalamos en Ailefroide, pero sin tanta continuidad, ambientillo ni alejes.

En la R3 hay que plegar cuerdas, ponerse las zapatillas y caminar hasta el inicio del Espolón Rebollón.



L1 del Espolón Rebollón. Placa tumbada bien equipada y travesía a izquierdas para llegar a la R1. Zapatillable.



En la placa inicial del L1.



El L2 (junto con el L3) serán los largos más bonitos que escalaremos hoy. La vía gana verticalidad y cierto ambiente.



El L3 concentra la dificultad (5c) en una diagonal a derechas donde hay que buscar buenas manos y colocarse bien de pies.



Robert después de superar el tramo duro.



L4: la vía termina con un largo de placa donde lo más difícil está al salir de la reunión (5a).





Últimos metros del Espolón Rebollón. Tumbez en estado puro.



Ahora toca un ratito de pateo siguiendo hitos hasta la Arista Mogli.



Que se inicia bastante cerca de los Llanos del Bozuelo.



Robert haciendo un "solo de cuerda" junto a la cinta roja que marca el inicio de la arista Mogli.



En el primer largo escalaremos un muro vertical, caminaremos unos metros y enlazaremos con un segundo muro con algún paso fino y entretenido.



Después iremos empalmando largos, sin más dificultad que seguir los parabolts y disfrutar de la buena roca.



Lo más destacable es la placa del L6. Una pena que no dure unos cientros de metros más, porque el resto de la vía es bastante tumbado y discontinuo.



Robert en el L7, último largo de la Arista Mogli.



Aquí ya toca plegar las cuerdas y bajar caminando hacia el sendero que nos lleva al Balneario.



Vistazo general de la Arista Mogli.



Y ya regresando por los Llanos del Bozuelo.



Al final, unos 400 metros de escalada que se hacen cortos y saben a poco. Quitando algún largo del Espolón Rebollón y algún paso puntual de las otras vías, la sensación es que no volveremos a repetirlas.

A no ser que vayamos con alguien que quiera iniciarse en las vías de varios largos, disfrutando de buenas vistas, buena roca y buen equipamiento (que ya es bastante).

A ver cuándo vamos escalando el resto de vías de esta zona, que nos quedan bastantes por escalar...