Páginas

Picos del Infierno (3.082 m): "corredor Norte" (D inf, 165m, 75º, IVº)

El corredor Norte de los Infiernos era uno de los que siempre se quedaba en la cola de tareas pendientes. Su larga aproximación para escalar apenas 3 largos de cuerda, hacían que lo tuviéramos medio olvidado.

Sin embargo, ya metidos de lleno en los últimos coletazos de la temporada, las nevadas del mes de Mayo y una iso relativamente baja, hacían que las caras norte en altitud fueran de los pocos lugares donde pegar mamporrazos pirenaicos. Por las redes, no paran de piar ésta actividad, por lo que tendremos huella, unas enormes cornisas coronando el corredor y cierta masificación.

*El L3 puede que sean algo menos de 45m...pero bueno, "más vale que sobre, que no que falte", no?

22 Mayo 2021

Poco a poco se van retirando las restricciones a la movilidad y aprovecharemos para juntarnos 5 amigos de 4 CCAA diferentes, en dos cordadas. Por la noche ha caído una pequeña tormenta con algo de granizo, breve pero intensa, tal y como estaba previsto.

Despertador a las 4am, para estar caminando a eso de las 4:30. Un poco antes de la cuesta del Fraile, nos adelanta un alpinista que escalará el corredor en solitario. No llevamos a nadie más por delante. Nos amanece ya pasado el refugio de Bachimaña. Día gris y con algo de viento en altura. ISO 0ºC sobre los 2.500m. La nieve está perfecta para caminar, transformada pero no pide crampones.

Superamos los Ibones Azules y antes de llegar al collado de Tebarray, giramos a mano izquierda para entrar en el circo Norte de los Infiernos.

En el último tramo de aproximación toca lidiar con la nieve costra.

Por delante, el escalador solitario y Eneko, que sigue tan en forma (o más) como la última vez que nos vimos.

Hoy será un "cold day in hell". 

 

"So many times you tried to take the best of me.
So many times, now you're gonna take the rest of me."
 

L1 para Eneko. Sacamos cuerdas en una incómoda repisa justo por encima de la rimaya. Resalte de hielo (ya escaso) que se puede proteger con friends en la pared de la derecha.

Por detrás, Félix y Rubén terminando la aproximación. Unas 4 horas desde que salimos del Balneario de Panticosa.
"Better look at what you're doing before it's too late.
It's a fine line you're treadin' between love and hate.
There'll be a Cold Day In Hell
Before I'm coming back to you."

Después del resalte inicial, se escala un murete de hielo a mano derecha, para entrar en una larga canal de nieve. R1 a unos 55m en unos bloques.
L2 para Mataix. Continuamos por una rampa de nieve. Si apuramos la cuerda y salimos unos metros en ensamble, llegaremos a la R2 oficial (clavos).

Nosotros preferimos montar antes de la goulotte de hielo, usando un par de friends en la roca de la izquierda. Así dejamos pasar a Félix y Rubén que van sobrados y escalarán todo el corredor en ensamble.

En la foto, Mataix en nuestra R2.

Por ahí viene Eneko terminando el L2.

"So many times you tried to play a dead end game.
Yes, you did."

 
En el L3, me toca el cabo caliente. Escalo la goulottilla de hielo que no hemos querido hacer en ensamble. Asoma un clavo y un cordino al inicio. Llevamos un par de tornillos ligeros, pero me los reservo por si tengo que colocarlos más arriba.

"I tried to tell you, but you'd never wanna take the blame.
Now you've pushed me to the limit, and I can't take no more.
You'd better take one last look before I'm out the door."

 
La novedad de esta temporada es que hace unos días, alguien se encargó de abrir huella por la variante de la derecha, en vez de continuar recto por la salida "normal".

Vistazo atrás, hacia la R2 oficial (un par de clavos unidos con cordino).

Ya en la variante derecha, la rampa de nieve se va estrechando y ganando verticalidad hasta convertirse en una mini goulotte de hielo podrido. A ambos lados, roca bastante compacta, por lo que no consigo meter ningún seguro desde hace ya demasiados metros. De la goulotte hay que salirse a mano izquierda, para montarse en unas champitas de nieve y remontar una especie de vira bastante vertical. Coloco un cintajo malo, un par de metros antes de chapar un clavo salvador.

Vistazo atrás, ya con el esfínter relajado depués de haber colocado esos dos seguros.

El paso del clavo ya será un buen IV+, cuesta bastante subir ahí los pies.

Y por delante, la sorpresa de la jornada: espectacular túnel a mitad cornisa inspirado en la arquitectura barroca del Cerro Torre.

"There'll be a Cold Day In Hell
Before I'm coming back to you."


Eneko saliendo a la luz.

La R3 se puede montar en unos bloques grandes que hay a mano derecha.

Nos desencordamos y vamos a "fichar" en los 3 Infiernos. Me faltaba uno para la lista, de cuando vinimos al corredor Sur hace ya 10 años.

Mientras subimos al Infierno Central, Félix y Rubén ya están en la cumbre del Oriental. En ese collado con cornisas termina el corredor N.

Eneko atravesando la "marmolera".
Y aquí Mataix llegando al Infierno Occidental.
El trío calavera en la cumbre.
Volveremos a cruzar la "marmolera" en sentido contrario...
...para regresar al collado donde termina el corredor.

Recogemos las cuerdas, pasamos a fichar al Infierno Oriental y bajamos por el corredor Sur.

Mientras descendemos, una pareja con pocas luces va subiendo por el espolón de la izquierda (sentido subida, con un track de verano?) tirando piedras a todos los que suben sin casco.

Vistazo al corredor Sur, ya en terreno sencillo y fuera del bombardeo de piedras.
A partir del collado de Pondiellos, descenso muy directo y aun con buena nieve.
Llegamos al Balneario de Panticosa sin síntomas de rosca piernil, muy contentos con éste reencuentro post-apocalíptico.
Al final, unas 9 horas de coche a coche, con pocas paradas. Buen horario, como para estar a mediodía junto a las furgos comentando las mejores jugadas.

Os dejo el track del día. 

Corredor recomendable si se encuentra en condiciones. La ratio pateo-escalada puede que no compense a los paladares más exquisitos. En pleno invierno, casi imprescindible acudir con esquís o raquetas, aunque lo más habitual será escalarlo a final de temporada cuando la falta de nieve facilite la aproximación y el descenso. Ojo a las enormes cornisas que se forman todos los años.

4 comentarios:

  1. Muy buena reseña! Que bonitala salida de la cornisa final al más puro estilo patagónico!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario David. Ya estuve viendo la piada que colgaste en su momento. Nosotros ésta vez lo pillamos entretenido, sobre todo ese último largo "patagónico". Saludos!

      Eliminar
  2. ¡Muy buena actividad y reencuentro con los amiguetes!
    La salida, espectacular

    ResponderEliminar