Páginas

Alpes de Lyngen: índice, highlights y generalidades



La península de Lyngen es una flecha de tierra de 90km de largo por 20km de ancho, orientada al Norte, que emerge de los fiordos noruegos con montañas de hasta 1.800 m diseñadas para deslizarse sobre ellas.



Sin duda, uno de los mejores destinos del mundo para los amantes del esquí de montaña y el codiciado "sea to summit", es decir, salir de la playa con los esquís en los pies, subir a una cima y volver a la playa esquiando.



Así de primeras, "Noruega" unido a "círculo polar ártico" suena a viaje caro y derroches de más de tres cifras, pero con algo de organización y experiencia suficiente como para ir sin guía ni agencias, la cosa se puede poner a tiro y quedarse en unos 700-800€/persona con todo incluido.

En otoño del 2018, se echaron a las anchas aguas del internet, los primeros e-mails a los colegas con la propuesta de una semana de viaje....y pescamos, vaya si pescamos: 19 pececillos se venían a Noruega!

Os cuento los datos prácticos del viaje, y otro día entramos en materia.

Vuelos: existen vuelos directos a Tromsø desde Alicante. No todos los días, el año pasado sólo de miércoles a miércoles, pero es un lujo plantarte en 5 horas allí, sin escalas ni nada. Con Norwegian. Petates o fundas de esquís, se pagan aparte, pero compartiendo el equipaje entre varios y metiendo 2 pares de esquís por funda, te ahorras unos euros. Al final, unos 250-280€/persona, incluyendo bultos.


Aeropuerto de Tromsø. El avión que nos ha traido desde Alicante, esta mañana ha ido lleno de noruegos de piel blanca y bañador en maleta, dispuestos a tostarse al sol de "la millor terreta del món", y por la tarde regresa a Tromsø con asientos vacíos y la bodega llena de esquís.

Alquiler de coche: lo solemos contratar con Autoeurope.es. Un vehículo de tamaño medio cada 4 personas, siempre incluyen ruedas de invierno (clavos) y sale a unos 350-450€/coche.



Gasolina: algo más cara que en España, pero tampoco es el doble su precio. Creo que gastamos un depósito en toda la semana.

Transporte: de Tromsø a la zona de Lyngen hay aproximadamente 1h30min de coche...o casi 2h según el ferry que tomemos. Hay bastante frecuencia de ferrys, pero consultad horarios por si llegais a horas raras. Son baratos, unos 10 €/vehículo.



Alojamiento: por Booking y Airbnb se encuentran casas enteras de todos los tamaños. En nuestro caso, una de 8 y otra de 10-12 personas. Cada una por unos 1000-1200€ para toda la semana. Gastos de calefacción incluidos. Como siempre, cuanto antes reserveis, más oferta hay y más baratas son.



Comida: en la península de Lyngen no hay apenas poblaciones ni supermercados. Lyngseidet (800 habitantes?) es el pueblo más grande de toda la península y dispone de un supermercado decente y bien surtido. Pero si la cabaña que hemos alquilado está lejos, tendremos que hacer acopio de comida en Tromsø. Junto al aeropuerto hay varios supermercados muy grandes. Conviene llevar cosas desde España, si no queremos echarlas de menos allí, o gastarnos un dineral. Por ejemplo: aceite, vino, jamón, queso curado... El resto, lo tienen a precios caros, pero asumibles. El alcohol muy caro y con restricciones horarias, puede valer la pena comprar las birras en el aeropuerto, nada más aterrizar.

Clima y época del año: estamos a 69º de latitud norte (ojo con los seguros, porque algunas federativas no cubren zonas polares, es decir, todo lo que esté por encima del círculo polar ártico, 66'3ºN) pero debido a la corriente cálida del Golfo, el mar no se congela y las temperaturas no son excesivamente extremas. Es raro bajar de los -10ºC a nivel del mar, por lo que nos puede valer con la ropa que llevamos normalmente en invierno en el Pirineo (buena chaqueta de plumas, manoplas). Eso sí, puede soplar mucho viento, en días de mala meteo será imposible hacer cimas y las nevadas, placas y cornisas son mucho mayores que las de nuestras latitudes.



La meteo la consultábamos en yr.no. Nosotros aparecimos allí un 3 de abril, después de dos semanas de fuertes nevadas y mala meteo...y triunfamos, durante los 7 días que estuvimos sólo tuvimos uno con nevadas y baja visibilidad, el resto de días, un increible sol ártico que calienta poco pero ilumina los paisajes y el alma.



La temporada alta para el esquí de montaña son los meses de marzo y abril, aunque no quita que se pueda ir en pleno invierno o esquiar hasta bien entrado junio/primeros de julio. Hay suficientes horas de luz para hacer hasta 2 o 3 cimas al día si vais bien de piernas. Lo normal será que en Marzo podais esquiar desde cota 0 y con bastante nieve polvo, y que en abril ya la nieve vaya remontando y aparezca algo de nieve costra. Pero depende del año, ésto puede variar.



Nivología: los boletines de peligro de aludes se cuelgan en Varsom. Como ya he dicho, especial cuidado con los grandes aludes de placa y las enormes cornisas que se forman en muchas de las montañas de Lyngen (y de toda Noruega). Todos los años es habitual tener varios accidentes mortales.



Por supuesto, ARVA, pala y sonda imprescindibles, así como su uso y cierta experiencia en búsqueda y autorrescate.



Auroras boreales: se ven. Incluso en Abril, sólo hace falta una noche despejada y algo de "viento solar". No pongo fotos porque no íbamos con buenas cámaras, ni sabíamos poner las nuestras en exposiciones altas, pero hubo dos noches de auténtico espectáculo. Existen páginas y app que dan las previsiones de auroras, como si fuera la meteo, pero para auroras. No son muy fiables, pero te dan una idea de si puedes cenar mirando al plato o tienes que estar con un ojo en la comida y otro en la ventana.

Cartografía: visor de mapas de toda Noruega en norgeskart.no. Podeis sacar pantallazos e imprimirlos.



Además, para los que os manejeis con las app, allí usan mucho una aplicación de pendientes (Bratt) para saber en qué terreno nos movemos. Varsom y Hjelp (avisos a rescate), también es útil llevarlas instaladas.

Libros: nosotros fuimos con la última edición de la guía de esquí de la zona. Muy buen libro, con indicación de pendientes máximas, mapas detallados y 116 cimas árticas para saciar nuestra hambre de esquí.



Moneda: el país va un poco al margen de la UE y funcionan con la corona noruega (1€ = 10NOK), de todas maneras no hace falta cambiar euros a coronas, estamos en el primerísimo mundo y todo se puede pagar con tarjeta de crédito. Incluso alguna cosa nos veremos obligados a pagarlas a través de una app del teléfono, como por ejemplo aparcar en Tromsø o los ferrys que nos llevan a Lyngen. Los gastos gordos del viaje ya los tendreis pagados desde casa (vuelo, alojamiento, alquiler coches), por lo que en Noruega sólo tendreis que gastar dinero en la comida del super, gasolina y ferrys. Tampoco hay apenas vidilla de bares y restaurantes en la península de Lyngen, por lo que ahí también se reducen gastos.


Cobertura y teléfono móvil: aprovechad los sitios con wifi (el alojamiento?) para instalaros las app's que usareis (la app "Bratt" sólo se puede instalar en Noruega, creo), chequear meteo y leer los boletines de peligro de aludes. En el monte podreis usar vuestros datos "españoles", aunque no siempre habrá cobertura. Y también con el google maps del móvil es sencillo llegar a los lugares de incio de las excursiones.

Para abrir boca, el vídeo que montó Vida, con un resumen del viaje:



Índice con el día a día de lo que fue la semana PERFECTA:

1- Breitinden (860 m)
2- Litle-Galten (833 m)
3- Russelvfjellet (794 m)
4- Fastdalstinden (1275 m)
5- Rundfjellet (768 m)
6- Rørnestinden (1041 m)
7- Storhaugen (1142 m)
8- Buren (802 m)



Repetiremos, sin duda. Pero será difícil que todo salga igual de bien que en nuestra primera vez en los Alpes de Lyngen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario