Páginas

Morro Falqui: "Sonjannika" (170m, 6a+) con escaqueo

Llegó Julio, y aun con la resaca del viaje peruano, nos regalamos una escalada playera con buenas vistas, rescatando del olvido el bañador y el gorro verde modelo Benidorm. Las fechas no son las mejores por el riesgo de morir abrasado en un acantilado, pero algo haremos.


Croquis de "Elev-arte"

13 Julio 2013

En una mañana perezosa de sábado, vamos echando cuentas: 2 horas de coche, otra entre preparar material y llegar a pie de vía, 4 horas para la vía y media para el descenso ¿Salimos después de comer y escalamos mientras atardece?

Pues va a ser que no. Nos liamos un poco hasta encontrar el sendero que lleva a la "cala dels Tiestos" y ya no nos salen tan bien las cuentas. Mejor nos vamos a la playa por los tres tramos de cuerdas fijas con el paquete de papas en la boca.



Además, parece que aun da el sol en la vía, y estaremos mejor a remojo que escalando.



Y después, a ver el atardecer e ir buscando el sitio donde vivaquear.



14 Julio 2013

Despertador a las 5:30 de la mañana. Casi tirando de frontal, realizamos la aproximación barranquera.



Hay que pasar dos tramos de cuerda fija (destrepes con nudos) y coger un sendero equipado con cable a mano izquierda, justo antes del tercer tramo de cuerda fija que ya nos lleva a la playa.

Aproximación marcada con puntos rojos y graffiti a pie de vía. Nuestra línea es la "Son" de Sonjannika.



L1 (IV+): placa muy tumbada, en clara diagonal a derechas hasta llegar a un resalte un poco más vertical que le da el grado.



L2 (V): primeros pasos por diedro entretenido y reunión a los pocos metros.



L3 (V+): largo algo sinuoso que empieza tirando a derechas...



...para ir superando pequeños bombos, volver a la izquierda y montar reunión en una curiosa cueva.



Paso tonto para entrar a la cueva, protegible con un empotrador más psicológico que otra cosa.



L4 (V): La salida de la cueva impone.



Luego resulta ser fácil y estar bien equipada.



El largo continúa por un bonito y aéreo espolón con algún paso de Vº. Me paso la R4 sin querer (está a la izquierda, algo alejada de la línea más lógica), y monto en unos bloques que hay después de atravesar la terraza matojera.

Sabiendo que hay un escape para evitar el largo duro (6a+), juntamos unas cuantas excusas y nos vamos por él (a por el escaqueo quiero decir). Que si hace tiempo que no escalamos, que si vale la pena salir rápido por arriba antes de que nos azoten los calores...



L6 (V+): un largo bastante largo donde hay que cuidar el chapaje de la cuerda (cintas largas!) si no queremos acabar con el arnés en los tobillos.



El sol ya da en los tres primeros largos de la vía (y en "nuestro" yate aparcado en zona azul), pero nosotros de momento nos libramos.



Monto reunión en unos puentes de roca, ya en terreno horizontal, para evitar los últimos metros de travesía a izquierdas. A las 11 de la mañana terminamos la vía.

El descenso hasta el coche es una insolación de campeonato atravesando urbanizaciones sin sombra y bajando por la carretera que lleva a la cala Moraig.

Nos merecemos una tarde tranquila y un baño refrescante con vistas directas al Morro Falqui y la Sonjanikka.



La vía nos gustó, el ambiente es espectacular y la roca bastante decente. Algunos largos son sinuosos (L3 y L6) y conviene esforzarse en chapar correctamente y con cintas largas. Los seguros no están cada metro y hay que escalar entre chapas, aunque no es necesario reforzar ningún paso (excepto lo de la cueva que puede venir bien).

No hay comentarios:

Publicar un comentario