Páginas

Toix: "Magical Mystery Tour" (120 m, V)

La "Magical Mystery Tour" es una escalada sencilla (pero no exenta de cierto compromiso) por los bajos fondos de los acantilados de Toix. Abierta en solo integral (!!!) por Rowland Edwards en 1986, actualmente se encuentra reequipada con químicos y sólo serán necesarios algunos cintajos y un par de friends medianos para repetirla.



17 Mayo 2015

Para llegar a la vía, debemos rodear por el Oeste el sector de iniciación de Toix, siguiendo un sendero marcado con hitos que recorre la parte superior de los acantilados del Racó del Corb (unos 25-30 min desde el coche).



Atravesaremos una pequeña vaguada y nos iremos fijando a nuestra derecha hasta encontrar una instalación de rápel junto a dos barras metálicas verticales.



Rápel volado de unos 45-50 metros, sobre las aguas turquesas del Mediterráneo y junto a las antiguas escaleras que utilizaban los pescadores de la zona.



Gabi descolgándose hacia el pie de vía.



Tiene su punto saber que a partir de aquí, la única salida es escalando o nadando.



Robert "clonado" durante su rápel.



Desde el final del rápel, apenas caminamos unos metros hacia el oeste para encontrar el inicio de la vía.

Realizamos un primer largo de cuerda, sin saber muy bien lo que nos deparará la vira horizontal que vamos siguiendo. Algún paso equipado con químicos y el resto, prácticamente caminando.



Gabi en la R1.



Robert recorriendo la gran cueva del L1.



El segundo largo supera un corto muro (IIIº?)...



...para descender por una rampa hasta el incio de una travesía aérea. Seguimos en zapatillas, pero por poco tiempo.



L3 (IV+, 20 m). Travesía aérea bien protegida con químicos. Pasos atléticos y posibilidad de llevar los pies más arriba o más abajo, según gustos, pero ya con pies de gato.



Un yate de millonarios rusos nos mira con cara de ensaladilla rusa. Mucho ruso en rusia, que diría aquel.



Un largo no muy largo pero con sabor mediterráneo a tope.



Curiosas formaciones de roca, como si estuviéramos escalando por el tronco de una palmera.



Un último esfuerzo antes de llegar a la R3, situada en un pequeño circo resguardado del sol.



El L4 (IV+/V, 20m) es para Gabi. Clara travesía a derechas, pero a mayor altura que en el L3...



...hasta alcanzar el espolón de roca. Pasos verticales y presas generosas para llegar a la reunión. Punto ideal para fotografiar al compañero.



Y para echar un vistazo atrás, hacia el lugar donde se sitúa la R3.



Robert ganando metros sobre el nivel del mar en Alicante.



Hete aquí, que en la R4 aun sobreviven un par de ejemplares de ENP's (Environmental Nut Protection, made in Edwards) que no han tenido todo el éxito que esperaba su creador.

Trátase de un agujero taladrado en la roca donde colocamos un empotrador, quedando éste totalmente encajado en la pared y que servía de protección tanto en los largos de escalada como en las reuniones.

El "abujero" tal cual lo encontramos. El empotrador entraría de manera vertical...



...y lo giraríamos 90º grados para dejarlo en la posición en la que trabaja correctamente.



Se supone que el impacto visual es menor que cuando colocamos parabolts o espits en la roca, pero bueno, el sistema está prácticamente en desuso, aunque en las paredes alicantinas aun se pueden ver algunos ENP's en libertad.

Nosotros seguimos a lo nuestro.

El L5 es un bonito largo de 40 metros de V/V+, donde tendremos que chapar largo y alternando cuerdas para evitar roces innecesarios. Justo al final de la vía, el muro se pone vertical, los seguros alejan y una bonita fisura me pide que "ercle" un Camalot del 0'75, que para eso hemos traido algunos friends y empotradores.



Al solamen ya no se está nada bien y tenemos ganas de volver al coche y tomarnos un helado Jijoneco en Calpe.



Los componentes de la cordada posando en el final de vía.

Un Robert por aquí,



un Gabi por allá,



un Circomarco asegurando a Gabi,



y el "Team" al completo.



Retorno achicharrante al coche, por el mismo camino que a la ida, pero con la botella de agua vacía y los chorros de sudor entrando en los ojos.

Algunos croquis borrosos, de la Rockfax.



Top 50 de las que aparecen en la guía.



No vengais esperando un viote duro y mantenido (no hay más que mirar el grado de dificultad), en otro lugar la vía pasaría desapercibida, pero ubicada a orillas del mar se convierte en un "Magical Mystery Tour" que deja buen sabor de boca.

A evitar en los meses de verano y/o/u olas de calor.

Material:

- Cuerdas dobles (al menos de 50 m)
- Rapelador y autoseguro para el rápel (cordino para prusik o Shunt)
- 13-14 expreses (para el último largo)
- Cintajos para reuniones y para algún puente de roca.
- Un par de friends medianos para acercar algún aleje.
- Cocinar a fuego lento, sin añadir carne de gaviota, con crema de sol, gafas y cámara de fotos.

2 comentarios:

  1. Interesante y extraña vía, con el mar sólo unos metros por debajo, me ha gustado. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita Ángel. La vía tiene su encanto, un viaje por un mundo de acantilados y aguas turquesas. Si os pilla cerca algún día, ya sabeis...

      Veo que sigues con el tema de los tresmiles, nosotros también estuvimos hace poco por la Salenques, a ver si voy actualizando el blog. Enhorabuena por esa marcha que llevais.

      Saludos!

      Eliminar