Páginas

Pico Tablato (2.701 m) por la Diagonal NW

El Valle de Tena esconde posibilidades infinitas durante todo el año. Por muchas veces que acudamos, siempre podremos elegir actividades interesantes y para todos los gustos.

A finales de primavera, con la explosión de verdosidad en los valles y la nieve aun abundante en la alta montaña, la Diagonal del Tablato es una opción ideal para que Juan y José preparen el viaje a Alpes de este verano.



7 Junio 2014

A las 7 de la mañana, salimos de la Casa de Piedra...



...siguiendo las marcas del GR-11 camino de los ibones de Brazato.



Estas laderas que miran al Oeste, se mantienen en sombra durante las primeras horas de la mañana y nos permiten ir ganando desnivel sin grandes sudadas.

Al fondo ya asoma la Peña Telera...



...y justo detrás nuestro la zona del Garmo Negro.



A la altura del Ibón Inferior de Brazato, abandonamos el GR...



...y continuamos ganando metros por un estético espolón nevado.



Sobre los 2.350 m de altura, llegamos a un pequeño collado con vistas directas al Tablato.Vistas imponentes de la Diagonal que vamos a ascender y que mantiene nieve continua pese a estar ya en el mes de Junio.



Para llegar a la base de la vía, pasamos junto a unos ibones de lo más fotogénicos.



Nos equipamos en unos bloques cercanos (crampones, piolet, casco, arnés y la cuerda a mano) y remontamos los primeros metros de cono nevado.



No hay huella reciente y estamos solos en esta montaña. La nieve está blanda, pero no en exceso, y la progresión es bastante cómoda.



Llegamos al final de la Diagonal sin apenas paradas. Hasta la cumbre sólo nos queda una cresta de unos 100 metros, donde podremos continuar en ensamble con seguros intermedios.



Cima del Tablato a las 11:30.



Buenísimas vistas sobre el macizo del Vignemale y un viento algo molesto en altura.



El descenso lo realizamos siguiendo la vía normal de la cresta Oeste, sin pisar nieve...



...hasta llegar a un marcado collado que nos permite regresar al camino de subida.



Los ibones ya se van poniendo el pelaje de verano.



Juan y José, posando junto a la montaña de hoy.



La rana Gustavo disfrutando del Pirineo.



Emprendemos el descenso al Balneario de Panticosa rodeados por un paisaje casi Suizo, de nieves en altura, lagos y cascadas con el grifo abierto al máximo.



Un último vistazo a la Diagonal...



...y nos internamos en el bosque que nos deja...



...en un paraiso de aguas turquesas calentitas...



...donde cuesta no tirarse de cabeza con mochila y todo.



Mapita del recorrido realizado:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada