Páginas

Espigüete (2.451 m): "Gran espolón Sur" (AD, 600m, IVº)

Durante las Pascuas hemos estado de ruta (gastro-climbing Tour) por Logroño, Vitoria, Burgos, León...

De las actividades que hemos realizado, me quedo con el Gran Espolón Sur del Espigüete, una cima a la que quería subir desde que el año 1999 (?) estuve por la zona y ascendimos al Peña Prieta.

No hemos cogido material para ir a la cara N (que estaba en condiciones), así que nos centraremos en la cara Sur de la montaña. Para ser todavía Abril, el calor de estos días y la falta de precipitación ha permitido que hagamos una actividad más propia de fechas más veraniegas.




16 Abril 2017

Desde Cardaño de Abajo, una pista asfaltada nos acerca a la base del montañón. Se aparca a unos 300 metros del pueblo, donde una señal impide el paso a vehículos por la pista de tierra.

Vistazo general del Espigüete la tarde de antes. La flecha marca el espolón y se intuye la pista que parte de Cardaño.



El Espigüete es el rey de la zona, hasta es el protagonista de algunos murales...



Vamos aproximando por la pista forestal mientras algunos corzos de culo blanco van saltando entre los robles todavía desnudos.



La línea de sol marca el recorrido del Gran Espolón Sur. En la parte alta hay un nevero que desde el coche parecía muy vertical. Hemos cogido un piolet ligero y dos pares de crampones por si acaso.



Después de unos 3 km de pista, un gran hito nos marca el inicio del sendero.



Ganando metros sobre un terreno que recuerda a Javalambre, con el suelo tapizado de sabina rastrera (Juniperus sabina). El fondo del valle todavía sigue congelado.



Rodeamos hacia la izquierda unos muros compactos de roca y ya tenemos por delante la pedrera por la que bajaremos y el Gran Espolón a nuestra derecha.



El L1 arranca en cara Oeste y hace bastante frío a estas horas. Llevamos algo más de 1h30min desde que salimos del coche.



Se empieza a escalar por unas placas muy compactas de roca perfecta donde viene bien ir con pies de gato. Después, encaramos unas fisuras verticales paralelas donde podemos proteger al gusto.



Hay un clavo después de esas fisuras verticales...



...y otro antes de llegar a la arista.



Monto la R1 con dos friends y un empotrador en una cómoda repisa ya al sol.

Yolanda escalando el L1. El último seguro que se ve es el segundo clavo. Se podría montar ahí la reunión, pero creo que es mejor continuar hasta subirse a la arista.



Desde la repisa pedregosa de la R1...



...salir hacia la izquierda...



...y disfrutar de la escalada de un espolón aéreo y tumbado. Recuperamos un empotrador abandonado y escalamos un diedro naranja muy característico, justo después del tercer y último clavo de toda la vía.

Después del diedro naranja, se nos acaban los 52 metros de nuestras cuerdas y toca montar reunión (R2) con 3 empotradores en una zona muy compacta de canalizos. Recomendable hacer reunión antes del diedro naranja (IV-).



Yolanda llegando a R2, se intuye el bloque naranja donde deberíamos haber montado reunión.



En el L3 se trepa por unos bloques compactos (IIIº) y la dificultad decrece rápidamente (posibilidad de salir en ensamble). En una gran repisa horizontal, guardamos una de las cuerdas y seguimos en ensamble.



Seguimos por el mismo filo del espolón o rodeando los resaltes por su izquierda. Tras un par de brechas, la pared se ensancha y hay múltiples posibilidades de ascenso, más o menos difíciles.

Nosotros fuimos por unos muros de canalizos perfectos donde a veces era complicado ir poniendo seguros intermedios (IIIº).



Más adelante, el espolón vuelve a tumbar y seguimos caminando, con ligera tendencia a derechas, para rodear un gendarme naranja, justo en la zona donde debe estar el nevero que vimos desde el coche.



A nuestra derecha, un montañero silueteado en la arista Este del Espigüete, con el Curavacas de fondo.



Durante unos 10-15 metros pasamos por una zona llena de "bicholobites" del "Bicholobiense Superior". Creo que nunca había visto tantos fósiles en una misma piedra...



Resulta que aquel nevero "vertical" al que tanto miedo teníamos, ni es vertical, ni es obligatorio pasar por él. Se nos queda unos metros por debajo.



Junto al gendarme naranja, hay una canal con mucha piedra suelta. Y a su derecha, podemos enlazar varios muros de canalizos perfectos. La elección está clara.



Disfrutando de la roca con pasos de IIIº como máximo.



Y ya en la antecima Este (2433 m), tomando un merecido almuerzo.



En la cima del Espigüete, un gran grupo descendiendo.



Incluso hay un esquiador solitario que se atreve con la cara norte.



Valiente!



Para el tramo de arista hacia la cumbre principal, viene bien el piolet ligero y los crampones que hemos cargado todo el día.



Muy aérea y algo expuesta en sitios puntuales, pero muy sencilla también.



Zonas donde está prohibido caerse.



Desde ahí detrás venimos.



Y ésto es lo que nos queda por delante.



Lo de pasar de la roca a la nieve en un mismo día tiene su encanto.





Cumbre del Espigüete (2.451 m). Abajo a la derecha, el pueblo de Cardaño y la pista forestal por la que hemos aproximado.



Foto de cima.



Descendemos al collado entre las dos cumbres, donde hemos dejado las mochilas.



La bajada por la pedrera es evidente y rápida. Hay tramos que se puede correr por el canchal y tramos más pelados, donde hay que ir con ojo.



Ya en la pista forestal.



Y aquí llegando al coche. También se puede venir en tractor, pero la pista está prohibida a vehículos no autorizados por la autoridad autorizadora.



Precioso día de cirros y nubes altas, donde sólo hemos encontrado a gente en la arista entre las dos cimas.



Montaña imprescindible, por cualquiera de sus vías y en cualquier estación del año.

Material: nosotros usamos un juego completo de friends (7 piezas hasta el nº2 de Camalot), juego completo de empotradores y cintajos para lacear bloques. Tened en cuenta que las reuniones no están equipadas y si hacemos largos de 50-55 metros, el arnés llegará ligero de metal al final de los largos.

Os dejo también el track del día:

Powered by Wikiloc

1 comentario: