Páginas

Espolón Fischesser (1.100 m, D) al Campbieil (3.173m)



El espolón de nombre impronunciable se nos había metido en la cabeza desde que vimos la foto en la guía de Mousel. En la intimidad, lo llamábamos "Fisherman" o "Aleta de tiburón", como si fuéramos Conrad Anker, Jimmy Chin y Renan Ozturk intentando subir al Meru.



La temporada pasada, Félix (empujatrenes) le puso algo de luz a la actividad y colgó unos estupendos croquis que nos serían de gran ayuda. Sólo quedaba esperar a tener buenas condiciones en la vía, buena meteo y buena cordada.

El finde del 1-2 de abril cayó una buena nevada en el Pirineo y nos tocó esperar en casa mirando la webcam de Piau. Y conforme pasaba la semana, la vía purgaba, la meteo se estabilizaba y los astros se alineaban.



8 Abril 2017

Las taquillas de la estación tienen un vivac triplaza con suelo de madera ideal para echar una cabezadita.



Despertador a las 4:30 y a las 5:10 caminando bajo la luz de los frontales. La luna acaba de marcharse y no se ve un carajo.

Tirando de GPS localizamos el cono de rocas que hay en el corredor de entrada, nos colocamos arnés, casco, crampones y piolet y tiramos para arriba buscando la rigola central (40-45º), con nieve más dura que en otras zonas.

Importante entrar aquí cuando la pared haya purgado y a ser posible, de noche (zona expuesta a aludes).



Dejamos a la izquierda un primer corredor estrecho, continuamos unos metros y nos desviamos a la izquierda siguiendo una pala nevada (45-50º) que lleva a la arista y finaliza en una mini rimaya peleona.

Acabamos saliendo por un filo de roca que queda en la parte derecha de la rimaya, tirando de matojo-tracción. La buena noticia es que hay huella!

Una vez montados en la arista, guardamos crampones y piolet, echamos un ojo a los croquis y hacemos un primer largo de cuerda.



L1 (IV), desde la repisa donde finaliza la nieve, continuamos por una vira a izquierdas, superamos un corto muro que nos queda a mano derecha...



...y rodeamos el gran gendarme por su derecha. Paso duro (IVº) para superar una panza de bloques inclinados y roca muy muy fría.



Reunión ya en el filo de la arista.



A partir de aquí, continuamos en ensamble (a unos 15-20m) colocando seguros donde podemos (laceando bloques, raíces y colocando algún friend).



Una cordada de tres entrando al corredor de inicio.



Nosotros seguimos con buen ritmo, agradeciendo el sol que acaba de salir y buscando las trazas de paso, unas veces por roca y otras por hierba.



La tónica general del día: trepadas sobre roca dudosa, tramos nevados y hierba-tracción. Mix pirenaico donde la dificultad no es alta, pero sí la exposición.



Uno de los pocos seguros de la vía, es un clavo roñoso...



...que hay antes de un muro mantenido de hierba, pies terrosos y bloques dudosos (IIº, trepada descompuesta según croquis de Félix).



Nasta disfrutando de los pasos de H2 ("hierba-tracción", grado 2).



Poco después de eso, la arista se ensancha y se forman 3-4 canaletas inclinadas. La más sencilla parece la de la izquierda (huellas de paso?) pero parece llegar a una zona desplomada. La de la derecha del todo no tiene mala pinta, pero mientras buscamos como entrarle vemos que la roca no da ninguna confianza.

Elegiremos la canaleta central, para hacer otro largo de cuerda, el segundo del día.



Durante unos metros disfrutamos de pasos estéticos sobre buena roca...



...hasta salir a mano derecha a una canal de hierba y ganar de nuevo el filo de la arista.



Continuamos en ensamble alternando tramos de roca con algunos con nieve (sin necesidad de colocar crampones y piolet).

Hugo rodeando un pequeño gendarme. Hemos montado reunión en un friend pequeño+empotrador para que el primero de cordada recupere todo el material que ha ido dejando en el tramo de ensamble.



Ya ha quedado atrás el primer farallón y ahora disfrutamos de unas aristas de nieve que son una gozada.



Hay una huella reciente (de hace 1 o 2 días como máximo) y la progresión es rápida.



Si parece que estemos en Alpes!!





Por delante, un tramo de arista nevada casi horizontal pero muy afilada va a parar al segundo farallón.



A Hugo le recuerda a una Küffner en miniatura, ahora estaríamos llegando a la Aguja de la Androsace (nuestro segundo farallón) y tenemos que rodearla por su izquierda.



Pasamos de la nieve a la roca...



...y tras un largo flanqueo casi horizontal sobre viras expuestas (IIº), alcanzamos una canal herbosa (IIIº, canaleta según croquis) que graduamos de H4. Casi imposible de proteger y donde yo tiré de piolets, viva la hierbatracción!



Una vez en la arista, después de rodear el segundo farallón, ya todo lo que nos queda es nieve contínua (colocamos crampones y piolet) y puro disfrute.



Menos mal que hemos pillado huella.







Después de un tramo de arista muy afilada, iremos a buscar un corredor diagonal a derechas (flecha roja en la foto) que nos saca a las campas finales.



Nasta muy feliciano, con un pie en Cuenca y otro en Segovia.



Cómo estamos disfrutando del Fisherman...





Aquí ya estamos subiendo el corredor diagonal, queda poca nieve, pero no se toca roca.



Otro tramo afilado...



...un vistazo atrás...



...y llegamos a las campas finales. Sólo nos queda seguir la huella haciendo una ligera Z para esquivar las cornisas cimeras.



Ya queda poco para terminar la vía.



Éste es otro punto delicado de la ascensión. Las cornisas pueden ser grandes y no deberíamos estar aquí en las horas de más calor.



Gracias a la buena huella, hemos llegado pronto (11:30) y las cornisas no son tan grandes como esperábamos.



Ésto se acaba.



Una suave arista...



...y enseguida llegamos a la cumbre del Campbieil. Unas 6 horas 30 minutos de coche a cima. Con muchos tramos en ensamble, buenísimas condiciones de nieve y huella en la arista.



Desde la misma cumbre el espolón Fischesser se ve impresionante.



Con un poco de zoom, vemos a un par de cordadas en los tramos de arista nevada.



Vistas desde la cumbre. Badet y Pic Long.



Monte Perdido y Cilindro.



Vignemale.



Para la bajada nuestra idea era ir siguiendo el track de Topopiris, sin llegar a la Hourquette de Cap de Long para no perder mucha cota.



Dejamos la arista Lentilla a nuestra izquierda y destrepamos el corredor SW del Campbieil SSO.



Luego viene un flanqueo horizontal, sobre nieve cada vez más blandengue y un calor insoportable. Resulta que la huella que vamos siguiendo, remonta unos metros y acaba realizando unos flanqueos bastante guarros (roca rota, algo expuesto) hasta llegar al collado doble del Lenquo de Capo. Recomendable no seguir nuestro track en esta zona y bajar de la cima por la Hourquette de Cap de Long.



Ya en el collado, mucha huella de esquiadores y amplias palas donde hundirnos a plena satisfacción. Se echan de menos los esquís, pero a ver quién es el guap@ que se los sube por el "Fischerman".



Llegamos al río algo deshidratados y nos vamos de cabeza al agua a rellenar las botellas.



Y ya por la pista de esquí, directos al parking.

Hugo esperando a que los lentorros de la cordada le abran el coche.



Al final, algo menos de 11 horas de actividad y la sensación de haber escalado una de las vías con más ambiente alpino de todo el Pirineo.

Parzán es primera potencia mundial de secado de cosas al sol.



Os dejo el track del día.

Powered by Wikiloc

No hay comentarios:

Publicar un comentario