Páginas

Cabo de Gata - Huyendo de la lluvia

Con la lluvia pisándonos los tacones, salimos escopeteados de Leyva en dirección al Parque Natural del Cabo de Gata para disfrutar de 24 horas de reposo activo. Y es entrar en la provincia de Almería y aparecer el ansiado sol.



30 Abril 2011

La primera parada de la tournée, nos lleva a la playa de los Genoveses, cerca de San José y accesible con el coche por pista forestal.



Se nos ha hecho un poco tarde, pero llegamos justo a la hora que ponen el atardecer de escándalo.



1 Mayo 2011 - San Trabajador.

De buena mañana, nos vamos a la playa de Monsul, donde nos juntamos con otros “sin techo” y fotógrafos de postales bonitas.



En la mochila, el desayuno, los gatos y el guarri-crashpad (esterilla).



Y los bloques, ptchs. Arena en los pies, arena en las manos...



...y hasta presas que se rompen.



Se ve que al girar la esquina está la zona típica de escalar, pero con el sueño que llevábamos y las pocas ganas de mojarnos, ni nos dimos cuenta (te daj cuen?).



Con las pechugas algo entrenadas, nos vamos hacia el norte a apatear un trozo del GR-92.

Pero antes, parada para mirar desde el mirador de la Amatista. Miren!



Por aquello del sueño, llegamos a Agua Amarga y me tiro al suelo a dormir. Yóland duerme en el coche. 1 minuto 37 segundos después, grandes gotos de agua me despiertan y me obligan a entrar al coche. 2 horas durmiendo en el coche dan para que deje de llover y para despertarte abrasado por el sol y encharcado de sudor.



Nos vestimos de senderistas y empezamos a andar a eso de las 13:00. No son horas!



Un par de cuestas, un sendero que cada vez va más lejos del mar y casi una hora después, llegamos a la Cala del Plomo.



Con sus kayakeros, sus niños rubios hippies recién salidos de la portada de los Allman Brothers, sus caravanas abandonadas donde suenan violines...



Comemos algo y nos hacemos a la idea del siguiente tramo. Más de 200 metros de desnivel, sin ninguna sombra y todavía lejos de la cala de San Pedro. Asterisco en el mapa.



En otra hora desde la Cala del Plomo (ésa también tenía asterisco), vemos con los ojos la cala de San Pedro. No nos vamos a bañar y no hay ninguna gana de bajar para volver a subir. Nos conformamos con imaginarnos a los hippies en sus tiendas de campaña (aquí no llegan las caravanas) y a los perros de los hippies en sus tiendas de campaña.



El camino de vuelta, por el mismo sitio por el que hemos venido. En pleno verano tiene que ser insufrible, ni una sombra en todo el recorrido.....

Sobre las 17:30, se nos acaba la visita almeriense y nos vamos a Cieza a por una escalada pendiente.

2 Mayo 2011 - San Nada, pero hoy tampoco se trabaja. Bien!

La noche ha ido bien hasta que ha empezado a ir mal. El ruido de las gotas en la tela de la tienda hace que todo parezca peor de lo que es. Ha entrado algo de agua por los agujeros del suelo. A las 7:00 hacemos un gurrumo con la tienda llena de agua, barro y pinocha y lo echamos al asiento de detrás. La tracción a las 2 ruedas casi se nos queda corta intentado salir del barrizal de la pista forestal. A las 11:00 en casa, con todo el día por delante para comernos los mocos y ver llover.



Serán todos los puentes así? Será por la publicidad a Unicef? Po qué será? PO QUÉ?

No hay comentarios:

Publicar un comentario