Páginas

No Midi-Anayet

4 Julio 2009

A las 6:00 am en la frontera hispano-gabacha del Portalet. Esa era la hora y la fecha. Ese era el sitio y el lugar. Siete personas en tres cordadas al asedio del Contrafuerte Oriental del Midi. Circo Marco & Yóland Ylanders ante una escalada clasicorra donde meter tus mejores friends y empotradores.

Tras una noche tormentosa y con malas previsiones de tiempo, tomamos el camino que nos llevará al refugio de Pombie (2.032 m).



Monótona subida por las zetas que suben al collado de Pombie, bonitas vistas del Midi y amanecer espectacular con nubes altas, bajas y medias.



Cogemos agua del chorro de agua que sale del tubo de plástico de la fuente que hay al lado del lago que hay junto al refugio y continuamos marcha hacia el col de Suzon.



Seguimos la ruta normal hasta el inicio de la primera chimenea, donde nos desviamos ligeramente a la izquierda para llegar a pie de vía. Según los grojis consultados, en el primer largo se concentran las mayores dificultades. Muro musgoso con pasos de IV grado.

En eso que, reunidos todos a pie de vía nos vestimos de escaladores y elegimos turno. Circo Marco & Yóland Ylanders saldrán los últimos. Tenemos tiempo de sobra para encordarnos, colocarnos cintajos, mosquetones, friends, casco, comer plátano, mirar las nubes negras de la izquierda, ponernos ropa porque refresca, etc.



Y la primera cordada llega a la primera reunión. Y la segunda cordada inicia el primer largo. Y se pone a llover un poco. Y pa cuando el segundo de cordada de la segunda cordada empieza el largo, se pone a llover tan en serio que no hay más remedio que desencuerdarse y comenzar una honrosa retirada.



A los 20 segundos de iniciar el descenso, la primera cordada desprende una piedra del tamaño de un melón maduro que se dirige a toda velocidad hacía nuestras cholas. Circo Marco, aplicando las recomendaciones NERP, coge a Yóland como escudo humano y se agazapa muy valientemente. Afortunadamente, el melón maduro rebota en el último instante y no impacta contra ningún humanoide. El resto del grupo rapela desde la primera reunión o desciende por la vía normal del Midi.



Por la tarde, un poco de deportiva en las poco recomendables vías de la curva del túnel de Escarrilla.

5 Julio 2009

El fiasco del Midi ha hecho mella en la moral y en la ética del grupo, pero aun así, hay quien decide ir a Forronías a escalar o a subir el Argualas (no confundir con William Wallace). Circo y Yóland tiran de planes B y se decantan por el Anayet: ideal para senderistas trepadores que gusten de los buenos paisajes.



Aparcamos fuera del límite de las pistas de esquí de Formigal (zona Anayet), apateamos un par de kilómetros de carretera asfaltada y giramos hacia la derecha buscando el valle de Culivillas. Remontamos el interminable valle hasta llegar a los ibones de Anayet (Corchopán de plata al mejor Ibón del 2007). Inmejorables vistas del Vértice de Anayet, del pico Anayet y del Midi. Hoy también daban tormentas, pero parece que el tiempo aguanta y solo hay nieblas que vienen y van. Desde los ibones, giro a la izquierda y a buscar el collado rojo entre el Vértice y el Pico.



Achinando los ojos distinguimos a 48 personas atascadas cual estreñimiento en el paso con cable que hay antes de la canal que hay que trepar.
Por suerte, cuando llegamos al cable, ya no hay atasco. Amablemente nos dejan pasar, e iniciamos la trepada por la canal semiherbosa que queda a la izquierda. Y en dos ratos estamos en la cumbre.



Descenso por la misma ruta. Hoy no nos hemos mojado nada. Y en el Midi ha hecho un día radiante. Me cachis!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario