Páginas

Adamelo al Pisón-Intento al Palas-Albarracín

Segunda incursión NERP en tierras rigleras, con menor acudición de personas y mayores ansias de curtirse como escaladores. Todo ello aderezado con desorbitados planes pirenaicos y encuentros sociales bloqueros.

8 Octubre 2008

El cuarto no tapiado de la estación de ferrocarril abandonada tiene una caca humana más grande que una ensaimada, así que mejor dormimos debajo de la parra de la casa con cortinas del Betis.

9 Octubre 2008

El hilo musical de la habitación nos despierta con gran delicadeza. Llamamos a recepción para que nos suban el desayuno-buffet libre mientras preparamos el jacuzzi y hojeamos la prensa del dÍa y.......ah! no no, que estamos durmiendo en el suelo, con medio cuerpo fuera de la esterilla y clavándonos piedras en la mejilla.



En eso que desayunamos de pie en el parking de Riglos y preparamos los pertrechos técnicos



mientras observamos la tumbez de la vía elegida: Espolón Adamelo al Mallo Pisón, 300 metros de pared, varios pasos de V+ y equipada con parabolts y argollas amarillas gigantes en las reuniones. Todo un reto para los NERP, todo un pis para los no-NERP.



L1 (V, 40 m): te pones bajo el espolón y subes por donde parece más fácil y por donde haya parabolts. La primera chapa alta, pero no mucho. El primer largo sobado, pero no mucho. Las pancillas se dejan hacer, de momento.

L2 (V+, 15 m): dos panzas casi seguidas, panza del cansao y panza del pijo. Rober las supera con soltura y decide no encadenar el L2 con el L3 para estar más pendiente de los quejidos del segundo de cordada. La primera panza parece que no pero se atraganta más que un bocadillo de polvorones y Circo lloriquea como un cochinillo en celo. Finalmente, consigue superar las dos panzas pese al peso brutal de la mochila (3 kg?) y la gran infladez de popeyes. La misión ha estado al borde del abandono pero los siguientes largos de IV animarán los ánimos de los aguerridos escaladores.

L3 (IV, 30 m): de nuevo Rober de primero. Largo facilón de subir recto parriba.



L4 (V, 25 m): travesía a izquierdas hasta llegar a la panza del cabrón. Circo pasa sin problemas yendo de primero.



L5 (IV+, 40 m): continuamos por el filo del espolón. Hacia el final del largo salimos a la izquierda en vez de meternos en la guarri-canal herbosa de la derecha. Reunión en una repisa grande. A nuestra izquierda los gaditanos están curtiéndose en la Chooper. Hace más sol que en la playa y no sé porque llevamos dos forros polares en la mochila.

L6 (IV+, 20 m): largo con roca ptchs y trazado ptchs. Salir rectos y luego travesía a la derecha a buscar una chapa. Cintajo en un arbolucho y reunión a los pocos metros. La cuerda roza un güevo. Lo de encadenar el L6 con el L7 como que no.

L7 (III, 30 m): fácil, terroso-pedregoso y sin parabolts. Asegurarse con cintajos a árboles, arbustáceos, raíces y demás vegetales autóctonos. Fin del espolón. Los rápeles de bajada quedan a nuestra derecha.

L8 (V, 30 m): desde el collado salir en travesía a izquierdas superando varios nichos raros de escalar. Tramo equipado con clavo de P rojo, algún cordino y parabolts. No confundirse con la línea de chapas que sale recto parriba, esa vía seguro que es más dura.

L9 (V, 20 m): desde la reunión chapar a la derecha un puente de roca con cable de acero y salir recto hacia arriba hasta una gran cornisa donde cabe una mesa de pin-pon. Andar unos diez metros hacia la izquierda hasta encontrar la reunión.
Compartimos reunión con los gaditanos de la SuperChooper.

L10 (V+, 30m): superar dos panzas que quedan a la izquierda y luego seguir subiendo hacia la derecha. Reunión antes de que la pared tumbe del todo.



En un minuto andando se llega a la cumbre del Pisón con grandes vistas sobre el Fire y sus enderredores. Las reseñas daban de 3 a 6 horas para subir. Los NERP, para no quedar mal, han tardado 6 horas.



La bajada: un rápel de 59,7 metros hasta el collado. Desde aquí, nos anclamos a una reunión que da a la cara norte del Pisón, justo al lado contrario de la línea de rápeles que suele utilizar la gente. Nos han dicho que por esta parte baja menos gente y te evitas destrepes, repisas con cables, rápeles volados, etc.



Así que, desde el collado, y siempre con el Fire como testigo, bajamos al suelo en 3 rápeles de 60 metros bastante turgentes.



Más contentos que unas castañuelas con zapatos nuevos acaecemos en el pueblo como si fuéramos Rabadá y Navarro o Bescós y Cintero o Pajares y Esteso.

Por la noche nos cebamos a base de macarrones en la caseta de La Sarra. Mañana si eso hacemos el Palas.



10 Octubre 2008

Hay un libro que dice que la arista SE del Palas es bonita y fácil. Así que cargamos cuerda y cacharros y vamos a ver qué tal. Son las 8:15 (un poquete tarde) cuando empezamos a andar. Tiempo estable y algo de nieve en altura. ¿Nos haremos caquita si la arista está nevada? ¿Nos haremos caquita para subir la fisura de III+ sin pies de gato?

De momento hacemos marcha mientras la peña Foratata vigila nuestros pasos.



Atravesamos bosques de hayas y el valle va girando hacia el este camino del refugio de Respomuso.



Llevamos más de una hora andando y ya parece que nos hemos pasado tres pueblos y que el cruce que va a hacia los lagos de Arriel se ha quedado atrás. Un ratillo después acaecemos junto a la presa del embalse de Respomuso totalmente convencidos de que la hemos cagado. Nuestra única opción es tomar el camino que sale desde aquí y recorre el valle en sentido contrario pero sin perder altura. En una hora tenemos que llegar a los lagos.



Una vez en los lagos observamos con los ojos el Palas y volvemos a animarnos.



En el último de los lagos hacemos una paradinha para comer en todo lo que es la presa y luego rodeamos el lago por la izquierda. Arresulta que al final hay una pared vertical que nos impide seguir y decidimos volver atrás y rodear por la derecha. Con tanta vuelta se nos hacen las 13:30 y aun nos quedan 700 metros de desnivel hasta la cumbre y bajar más de 1500 metros de desnivel.



Mandamos a tomar por culo la arista SE y la subida normal del Palas y nos tumbamos a la bartola en el lago de arriba. La misión fracasa estrepitosamente. Volvemos a La Sarra con las orejas caídas y los bolsillos vacíos.



11 Octubre 2008

Pues resulta que estas durmiendo en el suelo y que te duelen los brazos de escalar y las piernas de andar y empiezas a oir ruido de cencerro gigante y abres un ojo y tienes a una vaca más grande que las de Milka a punto de pisarte entero y con cara de “soy una vaca y no te había visto”.Circo Marco salta de su esterilla, aterriza en la de Rober y con cara de pánico, asustan al puto rumiante. Como no hay solo una vaca, sino que hay 50, montamos una barricada con sillas y mesas de plástico ignorantes que de las vacas se la pasan por el forro y se las llevan por delante.
Asín pues, a las 00:30 de la mandrugada toca reclinar asientos y dormir en un coche. Ajjjjjj.

Por la mañana, con los móviles de penúltima generación, contactamos con personas Angangas y concretamos citas en los bloques duros de Albarracín. Para cuando llegamos al sector PsicoKiller se pone a llover a saco y nos comemos los mocos debajo de las piedras. En un momento de lucidez y de llover poco, acaecemos en el sector Techos y buscamos placas placosas protegidas de la lluvia donde curtirnos y cerillarnos las yemas.



Como fin de fieshta una guerra de setas gigantes y la más gran merienda jamás merendada por miembros activos NERP. Un placer compartir manjares, sillas, mesas y conversaciones lolas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario