Páginas

Norte clásica del Almanzor

4 Abril 2010

Un mes después de nuestro primer intento volvemos al Circo de Gredos a saldar las cuentas pendientes. Resulta que en Pirineos la nieve no está muy bien (placas en caras N), la meteo está peor y un pajarito nos ha chivado que la Norte del Almanzor está en perfectas condiciones. Allá que vamos!

Photobucket

Como ya viene siendo costumbre, llegamos a la Plataforma (1.780 m.) y se pone a nevar a tutiplén, así que a cambiarse y hacer la mochila dentro del coche. Qué comodidad!

Al llegar a los Barrerones más de lo mismo: nieve, vendaval, niebla, visibilidad nula... Por lo menos la nieve no está blandurria y aun quedan bastantes horas de sol.

Photobucket

Una vez pasado el mirador, despeja un poquillo y bajamos hacia el refu.

Photobucket

Durante la noche no para de nevar. Ponemos el despertador a las 5:30 confiando en lo que decían algunos modelos metereológicos; posibilidad de precipitación para mañana: 0%.

Domingo, 4 Abril

Y el despertador suena. Asomada de chola por la ventana y malas noticias: niebla y fuerte viento. Ya que estamos aquí, nos vestimos de romanos y empezamos a andar a las 6:20. Noche cerrada aún. Subimos intuyendo la huella vieja tapada por la nevada de esta noche.
En eso que la luna le gana el pulso a las nubes y disfrutamos de un amanecer esplendoroso.

Photobucket

Ya estamos en el flanqueo hacia la cara Norte, se mantiene el fuerte viento y la chenchachión térmica es bajísima.

Photobucket

Photobucket

A la derecha, la Galana (2.564 m.) luciendo tonos yogur de fresa.

Photobucket

A pie de corredor, mientras nos da un poquito el solete, nos colocamos el arnés y pegamos unos sorbos de termo caliente. Empieza la función.

Photobucket

Croquis buenos aquí:

Photobucket

Como Eduard ya ha estado por aquí alguna vez se pone en cabeza.

Photobucket

Rampas fáciles de 50-55º, giro a la derecha y vemos de frente la cascada. Subimos al pie de la cascada pero no hay ni rastro de los clavos de la reunión. Me cachís! Está todo muy tapado, mejor bajamos un poco y montamos reunión en un sitio más “cómodo”. Las manos se empiezan a calentar, qué maravilla, es como si te clavaran millones de alfileres diminutos por los dedos.

R0: dos tornillos reforzados con piolets.

Photobucket

Un saludico a la cámara y “anem per feina”.

Photobucket

La cosa más de cerca. El hielo tiene buena pinta y en la roca de la derecha se pueden colocar cacharros.

Photobucket

Hemos gastado dos tornillos en la R0, pero aun me quedan otros 3.

Photobucket

Tornillo largo al inicio de la cascada, friend mediano en la roca de la derecha y después de tirar un bloque grande de hielo, salgo a las interminables rampas de arriba (50-55º).

El corredor se ensancha, ni asoma roca, ni asoma hielo. A poco a poco, con los gemelos al dente, voy buscando el bloque gordo que tengo arriba. 5 metros antes de llegar, tirón en la cuerda. Mierden gorden! Ya llevo 60 metros. Les grito que salgan de la R0, y en guarri-ensamble consigo llegar al bloque de roca y poner un cintajo de los de 240 cm. Monto R1 y recupero a Yolanda y Eduard.

Yolanda en el tramo de hielo.

Photobucket

Campa de nieve antes de la R1. Abajo , la Laguna Grande y los Barrerones.

Photobucket

Segundo largo: 55 m. Nada más salir, coloco un tornillo en un mondongo de hielo.

Photobucket

Luego rampas de 50-55º buscando el collado que separa las dos cumbres.

Photobucket

Escarmentado de lo de antes, voy pidiendo info de los metros de cuerda que me quedan. En las rocas de la derecha no hay ningún clavo ni posibilidad de meter nada. Me voy hacia la izquierda a una cueva-repisa a apenas 5 metros del collado.

Photobucket

R2: friend mediado y empotrador gordo.

Yolanda llegando a la R2.

Photobucket

En dos minutos y con un par de trepadas con ambiente,

Photobucket

llegamos a la “cumbre biplaza”. Son las 11:15 y aun no ha llegado la marabunta de la ruta normal.

Photobucket

Photobucket

Volvemos hacia el collado donde está la anilla para rapelar.

Photobucket

Todo con coliflores de hielo al más puro estilo Cerro Torre.

Photobucket

Rápel de 60 metros, hasta donde lleguen las cuerdas.

Photobucket

Y las cuerdas llegan a unos 10 metros de la Portilla del Crampón. Flanqueo expuesto con caída hacia las Canales Oscuras bajo la atenta mirada de los que suben por la normal.

La parte de arriba de la Portilla del Crampón también está empinada (50º?), así que pasamos una cuerda por la anilla que hay instalada y hacemos un pequeño rápel.

Photobucket

A partir de aquí, fin de las dificultades.

Photobucket

Achicharrante descenso hasta el refugio Elola donde nos tomamos unas merecidas cervezas aderezadas con longanizas de Pascua porque estamos en Pascua.

No son moldes para hacer madalenas; muros de nieve rollo campo base avanzado.

Photobucket

No hay comentarios:

Publicar un comentario