Páginas

Torreón de la Moneda-Espolón Oeste (270m, V)

1 Agosto 2010

Esta vez nos vamos a Contreras al Espolón Oeste del Torreón de la Moneda. Vía larga en un entorno precioso aunque la roca no es la caliza perfecta de la zona de Alicante. Madrugando no nos dará el sol hasta los largos de arriba.

Photobucket

Vivaqueamos muy gustosamente en el parking de la empresa de multiaventura y de buena mañanita apateamos la pista (cerrada a vehículos). Fresquete matinal para ir con manga larga y zonas de agradable bosque mientras nos acercamos a los cuchillos.

Photobucket

En los cuchillos valencianos se puede escalar, en los de la parte de Cuenca no. En Albacete hacen navajas muy buenas.

Al fondo ya vemos el puente metálico que tenemos que cruzar para acceder al pie de vía.

Photobucket

Del puente sólo quedan las raspas y hay que pasar por un lateral haciendo equilibrismos ideales para calentar antebrazos.

Photobucket

Una vez cruzado el puente, continuamos por una pista forestal poco marcada hasta que aparece una senda indicada con hitos que asciende las pendientes de nuestra izquierda.

Photobucket

Miramos croquis, flanqueamos hacia la izquierda y alcanzamos el pie de vía. El primer largo consiste en superar un muro que da acceso a una amplia repisa. Aquí cada cual empieza por dónde quiere. O desde una placa que recuerda a un fallecido (canal rota con algún parabolt) o desde la izquierda por la línea de rápeles, montando reunión en esa instalación.

Nosotros vamos por esta última opción. Largo de IV con roca rota y a proteger. Reunión cómoda y ya con buenas vistas sobre los cuchillos.

Photobucket

El segundo largo se hace andando por una canal pedregosa, entre arbustos para montar reunión al pie del espolón en algún bloque grande.

L3 (V, 55m): a partir de aquí empieza el meollo. Espolón estrecho con fisura ancha por enmedio y un parabolt a unos 4 ó 5 metros. Paso de V para llegar al parabolt, protegible con un empotrador pequeño, rodeando por la izquierda la fisura ancha.

Photobucket

Luego recto parriba, con ambientaso y roca algo rota. Chapar un parabolt y travesía incómoda hacia la derecha para subir por una zona más fácil hasta la R3. Reunión en todo el filomeno del espolón y vistas increíbles sobre el resto de cuchillos de Contreras.

Photobucket

L4 (V?, 40 m): comienzo fácil para encarar el muro dejando los arbustos a la izquierda. Mejor roca que en el largo anterior. Rodear el techo de arriba por la derecha. Algún parabolt, algún clavo y buenos puentes de roca.

Photobucket

No recuerdo ningún paso de V, por lo menos ninguno tan difícil como el del largo anterior.

Photobucket

Una vez en la repisa de arriba, flanquear hacia la izquierda para buscar la reunión en una placa con bastante patio. A partir de aquí ya nos molesta algo el sol.

L5 (IV+): un paso de escalar al salir de la reunión. Ojo con el bloque grande que hay encima de la reunión, hay que subirse a él pero parece poco sólido (con ello no quiero decir que sea líquido o gaseoseo). Reunión en terreno horizontal.

Photobucket

Dos parabolts en el suelo en una buena repisa. Ordeno a Yolanda que se quite los gatos (a partir de aquí la cosa es factible hacerla en zapatillas). A la orden! Señor, sí señor!

L6 (III): a partir de aquí, las reseñas y croquis son muy difusos. Simplemente seguir la cresta. No sé porque voy con la manía de buscar la línea de rápeles en repisas con sabinas a mi derecha.

Photobucket

Llego a un paso de “fe” (pequeño salto a plena cresta), veo una repisa a la derecha y destrepo. No hay rápel aquí, así que me toca trepar por un muro roto para volver a la cresta. Con la tontería, la cuerda roza mucho y monto reunión en un bloque gordo. Recomendable, seguir toda la cresta haciendo el paso de fé.

L7 (II): el solazo ya molesta. Seguir la cresta hasta el punto más alto, donde hay un parabolt en el suelo.

Photobucket

Para llegar a los rápeles hay que destrepar por las repisas de la derecha y buscar una sabina con cordinajos.

Por ahí tenemos que “dejarnos caer”

Photobucket

Justo debajo de la sabina hay una instalación incómoda con anilla para rapelar.

Photobucket

Precioso rápel en zona intercuchillar.

Photobucket

Llegamos al suelo, plegamos cuerdas y error gordo.

Photobucket

No hemos estudiado bien el descenso y estamos a punto de equivocarnos. Hacia un lado, mucha vegetación y poca traza de sendero. Hacia el otro lado, más traza de sendero y vistas impresionantes. Nos vamos hacia la derecha, alejándonos cada vez más del puente metálico.

Photobucket

Ya nos hemos equivocado. Sendero descendente por canal pedregosa, hasta que llegamos a un rápel (3 clavos unidos con cordinos y maillón). Mientras rapelamos, las cuerdas nos van tirando piedras. Apuramos los 60 metros y llegamos a otra instalación con parabolts y anilla. Aquí ya caen menos piedras y ya vemos el final del barranco. Entre tanto rápel y lo que se nos lían las cuerdas, ya son las 14:00 y la sensación térmica es achicharrantemente asquerosa.

Photobucket

Después de estos 3 rápeles nos creemos que sólo nos queda andar. Plegamos cuerdas, andamos 20 metros y descubrimos un nuevo rápel. Muy “felices” por encontrar este último rápel y por los 45ºC a los que estamos,

Photobucket

llegamos finalmente a suelo firme a unos 15 minutos del sendero de subida y del puente metálico.

Photobucket

Más sedientos que Chuck Norris comiendo limones, llegamos al río dispuestos a bañarnos cual machotes hasta que nos damos cuenta que el agua está más fría que en Guara y en los lagos de Eriste.

Pateo de 1 hora de retorno al coche bajo un sol abrasallador. Escalando no hemos pasado calor pero la bajada ha sido penoseta.

Croquis y links:

http://www.viaclasica.com/croquis/espolon_oeste_torreonMoneda.pdf

http://antxpavil.blogspot.com/2008/03/contreras-torren-de-la-moneda-v.html

Revista Desnivel nº181

2 comentarios:

  1. Hola! Hace un mes estuvimos por la zona y quisimos escalar el torreón. Nos encontramos el acceso cortado con una vaya vigilada por una empresa de seguridad privada. Por lo visto, el ayuntamiento pagaba al propietario de la finca por el camino de paso hasta que dejó de hacerlo y el dueño decidió cerrarlo. Fue un ponerle puertas al campo en toda regla. Intentamos buscar otros accesos sin exito y nos marchamos. Una lástima.

    Gracias por tus post, muy interesantes.

    Bárbara

    ResponderEliminar
  2. Bastante jaleo hay con eso en esa zona. Por lo último que he leido, me parece que ya vuelve a estar abierto el acceso. Que en realidad son servidumbres de paso y zonas de dominio público que no deberían cerrarse. A ver si la próxima vez que vais podeis escalar allí....

    Suerte y gracias por seguirme!

    ResponderEliminar